domingo, 26 de octubre de 2014

INFORME SOBRE LA LEY AGRARIA DE JOVELLANOS

Cultivar la tierra dista mucho todavía de la perfección a que puede ser tan fácilmente conducida. ¿Qué nación hay que, para afrenta de su sabiduría y opulencia, y en medio de lo que han adelantado las artes de lujo y placer, no presente muchos testimonios del atraso de una profesión tan esencial y necesaria? ¿Qué nación hay que no tenga mucho que mejorar en los instrumentos, mucho que adelantar en los métodos, mucho que corregir en las labores y operaciones rústicas de su cultivo? En una palabra, ¿qué nación hay que en la primera de las artes no sea la más atrasada de todas? (…)

 INFORME SOBRE LA LEY AGRARIA DE JOVELLANOS. 1795. 

 1. Este texto corresponde a un documento redactado por Jovellanos a finales del siglo XVIII, ya en el reinado de Carlos IV, y más concretamente podemos decir que fue presentado por primera vez en 1794 en una conferencia del autor y publicado o impreso en el año 1795. Es un texto de fuente primaria y de temática económica. La Sociedad Económica de Amigos del País de Madrid, le encarga a Jovellanos la elaboración de este informe, que recoge toda la problemática de la tierra en España y sus propuestas de reforma. Por lo tanto, hay que enmarcarlo históricamente a finales del Antiguo Régimen y geográficamente en el Reino de España.
 Gaspar Melchor de Jovellanos nació en Gijón en 1744 y murió en 1811, y pertenecía a una familia noble que poseía un pequeñomayorazgo,por lo que pertenecía al estamento privilegiado. Estudio Filosofía en Oviedo, donde se familiarizó con las ideas ilustradas del padre Feijoo. En 1768, Carlos III, le nombra Alcalde del Crimen de la Audiencia de Sevilla, dónde coincide con el ilustrado Olavide, hasta 1778 en que se le nombra Alcalde de Madrid, donde pasa a formar parte del circulo de Ilustrados que rodeaban a Carlos III (Floridablanca, Campomanes, etc.). Pertenecióa varias d ellas Academia creadas en el siglo XVIII y a la Sociedad de Amigos del País de Madrid. Al morir Carlos III pierde parte de su poder e influencia y se dedica a redactar muchos de sus escritos, entre los que se encuentra éste, hasta que en 1797, Godoy, le nombra Ministro de Gracia y Justicia, pero en 1799 cae en desgracia por sus ideas reformistas sobre agricultura, justicia, educación, y acaba en prisión y desterrado por sus ataques a la Inquisición. En 1808, durante el Motín de Aranjuez, es liberado, y pasa a integrarse en el grupo de personajes que combaten contra los invasores franceses, formando parte activa de la Junta Suprema Central, de las Cortes de Cádiz, hasta su muerte en 1811. Inicialmente, el destinatario de este texto es la Sociedad de Amigos del País, por lo tanto un destinatario público, y desde 1795 que se publica, el destinatario es todo el que quiera leer este escrito.

 2. Jovellanos expone en este fragmento los males que presenta la agricultura no solo en España sino en otros muchos países. Defiende la necesidad de reformar la agricultura sobre todo en lo relativo a las técnicas y sistemas de cultivo, que están muy atrasadas. Y critica la dedicación que todas las naciones han realizado sobre las actividades manufactureras, que para Jovellanos son más secundarias que las propias del sector primario.

 3. La importancia de la agricultura como impulsora de la riqueza de la nación se encuentra en la doctrina económica “fisiocrática” que desde Francia había desplazado al “mercantilismo” que defendía más la actividad comercial. La posición crítica de Jovellanos, no es nueva, ya en el siglo XVII, los arbitristas habían llamado la atención sobre los males de la agricultura y lo urgente de su reforma. Por tanto, Jovellanos como principal ilustrado español del siglo XVIII recoje esta herencia planteando en este escrito la necesidad de reforma agraria como medio de conseguir la felicidad y bienestar de los súbditos del rey. Para él la agricultura es la principal actividad económica de un país y fuente de toda prosperidad, por delante de cualquier otro sector económico (artesanía, manufacturas, comercio). Por consiguiente, Jovellanos actúa como lo que era, un ilustrado y un pensador fisiocrático. Las propuestas de Jovellanos hubiesen permitido mejorar la explotación agrícola, aumentando la producción y productividad, pero en esos momentos se trataba de medidas casi revolucionarias que políticamente no salieron adelante y que mantuvieron esa actividad económica atrasada e ineficaz.

 4. En la España de Carlos III, los Ilustrados, el Rey muchos de sus ministros ilustrados, toman conciencia de la necesidad de reformar y modernizar la actividad agrícola y ganadera, ya que son conscientes que la mayoría de la población y los principales ingresos proceden de la explotación de la tierra. Los intentos de reforma chocarán, desde Esquilache, con la oposición de los grupos privilegiados (Iglesia y nobleza), ya que muchas de las propuestas reformistas, inspiradas en el pensamiento ilustrado y en la doctrina económica fisiocrática, incluían impuestos únicos y comunes a todos los súbditos (también nobleza y clero), la desamortización de las tierras de instituciones eclesiásticas y municipales, la disolución de mayorazgos nobiliarios, el reparto de tierras entre las clases pobres agrícolas o el arrendamiento de esas tierras, etc. Sólo algunas medidas, como el reparto de tierras en algunas zonas de Extremadura y el impulso de las colonizaciones agrícolas en Andalucía, por personajes como Aranda y Olavide, acabaron realizándose, mientras que la primera desamortización tuvo que esperar al reinado de Carlos IV, y la reforma burguesa de la propiedad de la tierra se demoró hasta bien entrado el siglo XIX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario