lunes, 30 de abril de 2012

Manifiesto de la Junta Democrática


1. Se trata de un documento escrito de fuente primaria y directa y de temática política destinada a su difusión a todo el pueblo español. La firma la Junta Democrática, organismo de oposición al régimen de Franco impulsado por el PCE y que englobaba además a CCOO, algunos socialistas, independientes, monárquicos, carlistas y grupos de extrema izquierda. Esta Junta aprobó en julio de 1974, un año antes de la muerte de Franco, un Manifiesto cuyas resoluciones más importantes recoge el documento mostrado aquí.

2. La Junta propugnará la formación de un gobierno provisional (Art. 1) que implantará un régimen democrático. Este gobierno adoptaría rápidamente medidas como la amnistía (Art. 2), la legalización de todos los partidos políticos (Art. 3), las libertades políticas (reunión, prensa y manifestación) –Art. 6- y sindicales (libertad sindical, -Art. 4-,  derecho de huelga –Art. 5-), el reconocimiento de la autonomía para las regiones históricas (Galicia, P. Vasco y Cataluña) y todas las que lo deseen (Art. 7) y la formación de un Estado aconfesional (Art. 8) en el que la Iglesia católica no goce de privilegios.

En resumen, la Junta Democrática solicita la vuelta a un régimen de libertades en el que todos los hombres y mujeres mayores de 18 años posean todos los derechos sin excepción ni por sexo ni por estado civil (Art. 1), eso sí, siguiendo un proceso de ruptura con el régimen franquista.

3. La presentación pública de este Manifiesto se realiza simultáneamente en París y Madrid en julio de 1974, en un  contexto de crisis del régimen, con Franco enfermo con una tromboflebitis en el hospital, y con la asunción interina de la Jefatura del Estado del príncipe Juan Carlos.
La actividad de la Junta Democrática pronto consiguió un importante apoyo político y social, como se puso de manifiesto a través de diversas movilizaciones que se llevaron a cabo en diversos lugares del país. La actividad de la Junta se dirigía por un lado al pueblo y por otra a los poderes fácticos del país, manteniendo encuentros con empresarios, militares y autoridades eclesiásticas. Tampoco se olvidaba la dimensión internacional, con relaciones con autoridades de la CEE, con el embajador de EEUU en Madrid, y con los presidentes de Argelia, México y Venezuela.

  En este organismo político unitario no se integró el PSOE que en 1975 impulsó la Plataforma de Convergencia Democrática con UGT, PNV y otros partidos de izquierdas con un programa muy parecido al propuesto por la Junta, de forma que tras la muerte de Franco se unieron ambas alianzas naciendo Coordinación Democrática (Platajunta), que defendió la fórmula de ruptura democrática para transformar el régimen de Franco en una democracia occidental.

Nos encontramos en un contexto histórico de agonía del régimen que ya muestra su incapacidad de democratizarse y en el que los grupos de oposición se dedicaban a mostrar en la calle con huelgas y manifestaciones sus posiciones a favor de la democratización del país.


Resoluciones de la Junta Democrática (julio de 1974)
La Junta Democrática propugna:
1. La formación de un gobierno provisional que sustituya al actual para devolver al hombre y a
la mujer españoles, mayores de dieciocho años, su plena ciudadanía mediante el
reconocimiento legal de todas las libertades, derechos y deberes democráticos.
2. La amnistía absoluta de todas las responsabilidades por hechos de naturaleza política y la
liberación inmediata de todos los detenidos por razones políticas y sindicales.
3. La legalización de los partidos políticos sin exclusiones.
4. La libertad sindical y la restitución al movimiento obrero del patrimonio del Sindicato Vertical.
5. Los derechos de huelga, de reunión y de manifestación política.
6. La libertad de prensa, de reunión y de manifestación política (…).
7. El reconocimiento, bajo la unidad del Estado español, de la personalidad política de los
pueblos catalán, vasco, gallego y de las comunidades regionales que lo decidan
democráticamente.
8. La separación de la Iglesia y el Estado (…).

No hay comentarios:

Publicar un comentario